10 razones para contratar una asesoría fiscal y legal en Punta Cana y Bavaro

asesoresSi  usted  tiene o dirije una compañia en Punta Cana o Bavaro  lo más seguro es que esté muy ocupado realizando sus tareas diarias y llevando adelante el proyecto que tiene entre manos, por lo cual, las gestiones administrativas y fiscales complejas, como la gestión de nóminas o de asesoria legal y contable , pueden convertirse en un verdadero problema.

Por eso, es recomendable que busquemos una asesoría que nos dé confianza y que nos pueda ayudar a gestionar todo lo relacionado con el tema fiscal, legal, laboral o financiero de nuestra empresa o de los trabajadores que tenemos a nuestro cargo.

También los autónomos o los nuevos emprendedores suelen confiar estas tareas a una asesoría integral que pueda tener toda su gestión fiscal, legal y financiera bien definida, para dedicarse 100% a su trabajo.

10 razones de peso para contratar una asesoría integral

1. Gestión fiscal integral

Confiar la gestión fiscal a una asesoría integral supone quitarse un montón de preocupaciones. Y es que una buena gestión por parte de la asesoría puede convertirse en una mayor rentabilidad para tu empresa, ya que te asesorarán en las mejores fórmulas legales y fiscales.

2. ¡Contabilidad al día!

Llevar las cuentas al día es vital para tu empresa o negocio. Así que más vale que tengas a alguien que te ofrezca soluciones y te presente de forma clara y estructurada balances de situación, así como cuentas de pérdidas y ganancias.

Tan importante como esto es realizar una memoria e informe de gestión para que quede constancia en los Libros Contables de tu empresa. Si eres autónomo, deben confeccionarte los Libros Registros de Ventas e Ingresos, y los de Compras y Gastos.

De igual manera, controlar los cargos que se produzcan en tus cuentas, gestionar cobros y pagos, así como confeccionar y enviar facturas hará que no tengas que preocuparte por nada.

3. Experiencia

Tener muchos años de experiencia en el ámbito laboral, jurídico y fiscal es importante, pero el año de fundación de la asesoría no es lo primordial. Sí lo es, en cambio, que los clientes estén satisfechos y te hayan acompañado a lo largo de los años. Será una señal de que estamos haciendo bien las cosas y la máxima garantía para confiar en ellos .¿Qué prefieres oír: “más de 30 años de experiencia” o “tenemos 400 clientes fieles en nuestra asesoría”? Nosotros las dos cosas y además… ¡las cumplimos!

4. Confidencialidad

¡Esto se dar por hecho! ¿Verdad? Pero no está de más comentarlo para incidir en este aspecto. Garantizar la confidencialidad y el secreto profesional a cada uno de los clientes es la primera norma de toda buena asesoría.

5. Profesionales que saben de qué hablan

Tan importante es contratar una asesoría de servicios plenos, como que el equipo que lo integre sea profesional. Que el personal de la asesoría sepa aconsejarte sobre la mejor decisión para tu negocio, en base al conocimiento exhaustivo de las leyes y la fiscalidad vigente, es algo básico para tu negocio.

6. Equipo multidisciplinar

No es lo mismo contratar una asesoría integral, que otra que tan sólo tenga experiencia en dos temas centrales, como puede ser la gestión laboral o jurídica mercantil.

Te recomendamos que acudas a una asesoría integral que aglutine todas las áreas que vas a necesitar como empresa, autónomo o particular. Pueden ser temas legales, fiscales, laborales o financieros los que puedas necesitar para la actividad que desempeñas.

Es importante tenerlo en cuenta para que luego no te mareen y tengas que solicitar ayuda en otras asesorías. Mejor tener todos los recursos que puede ofrecer una asesoría de forma centralizada. Así, cuando tengamos un problema ya sabemos dónde acudir.

7. Cercanía

Está claro que hoy en día se puede trabajar interconectado y con Internet todo es más sencillo, pero la cercanía en una relación profesional es importante. Además, dependiendo de la localización geográfica, podemos aplicar una serie de medidas fiscales diferentes.

8. Confianza

La asesoría, si fuese una persona, tendría que ser uno de tus mejores amigos. Debes sentirte cómodo, eso por descontado. También es necesario que exista una relación fluida y conozcamos bien a nuestro interlocutor dentro de la asesoría.

No debe ser cada día uno diferente. Es la persona que conoce mi empresa, se preocupa por mí como autónomo o empresa y me ofrece consejos que me permiten tomar las mejores decisiones.

9. Lenguaje. Hablan a personas no especializadas

El lenguaje utilizado a menudo por las asesorías es difícil de entender, interpretar y digerir. Por eso, es importante que nos hablen de tú a tú. Que entendamos de forma clara cada una de las decisiones que se toman en la asesoría que nos gestiona las cuentas. Eso sí, tú también debes poner de tu parte.

10. ¡Bye bye preocupaciones!

Contratar una asesoría nos permite no estar pendiente de la gestión contable y fiscal diaria. Con los problemas que puede conllevar de papeleos, llamadas y gestiones con administraciones públicas.

Qué mejor que despreocuparte y que un equipo de expertos asesores gestione de forma eficaz nuestros temas legales y fiscales. Además, te permitirá reducir los costes fijos de la empresa.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: